Morruda y sevillenca

Far d’ITACA

En el pueblo de L’Ampolla, en medio de una Reserva de la Biosfera, sobre los arrozales del Delta y frente al Faro del Fangar, encontramos una pequeña joya llamada “El Far d’Ítaca” con unos Olivos centenarios trabajados de manera ecológica.

La variedad Morruda está muy arraigada en las Tierras del Ebro, es una variedad de oliva excepcional y minoritaria. Tiene un color amarillo verdoso, muy espeso pero con un aspecto claro y nítido. Su sabor es afrutado, generoso, y todo ello hace que la Morruda se convierta en una variedad excelente y muy apreciada en todo el mundo.