El cambio y la razón

Butxaca

Cambiar lo que funciona es un riesgo. Y ese es el riesgo que asumimos con Butxaca: actualizar una agenda cultural tan consolidada, una revista de cabecera para su público, era un ejercicio que pedía mucho sentido común y un poco de locura. Huyendo de cambios bruscos optamos por simplificarla buscando la sobriedad formal y cromática: en la portada, en los usos tipográficos o en el tratamiento de la imagen.